Mezcla de Mundos y Sabores

Una mezcla de mundos, sabores y sueños, Lemon Fish nos seduce con su juego dual entre una experiencia gastronómica nikkey y un divertido bar con huellas japonesas, peruanas y con presencia de ingredientes y productos mexicanos.

El escenario de momentos culinarios inolvidables, aquí fui transportada a través de los sentidos, comenzando por la vista: Pequeños ríos que fluyen entre las piedras y construcciones de madera clara en el corazón del hotel Paradisus Cancún, hogar a esta joya culinaria única. Lemon Fish es la culminación de la dedicación y talento del Fares Bouneb, el Chef Ejecutivo Apolinar Gomez y una incansable búsqueda de todo el equipo por crear espacios con alma que deleitan a nuestros sentidos.

El diseño y la arquitectura logran jugar con nuestros sentidos y hacernos participes de una magia única. Después, el sentido del olfato continua con la danza de la seducción, percatándonos de los diversos sabores que nos esperan, desde Hokaido, Chubu y Kansai, hasta Lima, Arequipa y Cusco con bases japonesas, matices peruanos y acentos mexicanos.

Por último, el sentido del gusto completa la experiencia; aquí saboreé la frescura y originalidad de esta cocina Nikkei al dejarme llevar por sus auténticos y sabrosos platillos. Desde el aguachile de camarón y el sushi de atún flameado, hasta la brocheta de rib eye y los tacos de atún con salsa de aguacate y oregano – cada bocado fue exquisito.

Maridamos esta maravillosa cena con el vino 3V de Casa Madero, un manjar que en nariz es elegante, con aroma a frutos rojos y negros, rosas rojas, lavanda y violeta, acompañados de notas especiadas y bosque y con un fondo de madera tostada, nueces y cacao. En boca tiene buen cuerpo, balanceado con taninos dulces y redondos, con buena jugosidad. Este vino tiene un final largo y placentero, destacando los aromas de eucalipto y flor de jamaica.

El restaurante Lemon Fish tiene un ambiente inolvidable, instantáneamente transportándonos a un mundo de fantasía dentro de un hotel que juega con nuestros sentidos; Paradisus Cancún y su magnífica arquitectura están inspirados en la cultura local con cinco grandes pirámides con techo de vidrio que lo convierten en uno de los edificios más emblemáticos del resort. El interior es igualmente impresionante: equilibrio perfecto entre la naturaleza, rica en plantas exuberantes y tradiciones locales.

Se encuentra en una ubicación idílica entre la Laguna Nichupté y el Mar Caribe, en reconocidas playas de arena blanca con el resplandeciente mar Caribe a nuestros pies, el hotel cuenta con el servicio todo incluido, que incluye alojamiento de lujo, diez restaurantes y un gimnasio de última generación. Lemon Fish es parte de su extensa oferta culinaria, una oda a exóticos sabores y aromas.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s