Desde El Cielo con Amor

De la Tierra al cielo solo hay un paso… adentrarnos en el fascinante mundo del El Cielo Winery & Resort es tomar este paso y dejarnos llevar por la magia de un edén sin igual, sofisticado, autentico y exquisitamente seductor. Un espacio de lujo atemporal y alma única, este paraíso se apoderó de mis sentidos y me sumergió en un universo de hedonismo.

En el corazón de la Ruta del Vino de el Valle de Guadalupe en Baja California, este hermoso resort fue mi hogar durante cuatro noches de ensueño. Con vistas panorámicas a las montañas del Valle, El Cielo es una fusión de las tradiciones del Viejo Mundo y la nueva arquitectura refinada, todo moldeado por la naturaleza.

Ubicado en 71 acres de ondulantes viñedos de Baja California, El Cielo Winery & Resort es una experiencia vinícola innovadora y exclusiva. Aquí los colores florecen con la naturaleza y vistas espectaculares de montañas, viñedos, lagos y olivos, todo coexistiendo en perfecta armonía. Bajo el mando del carismático Gerente General Mourad Essafi, este precioso hotel se ha convertido en un ícono del destino.

Una expresión única del viñedo a través de vinos elaborados con pasión, los elixires de El Cielo deleitaron mi paladar; en general robustas y de fuerte carácter, sus cuatro líneas de vinos, de diferente edad, estilo y exclusividad, son un deleite para los paladares de conocedores, principiantes y expertos. 

En su exquisito restaurante Latitud 32 destacan los ingredientes de origen local y celebra lo mejor de la cocina de Baja-Yucatán. Aquí me enamoré de sus deliciosos tacos de pork belly, los especulares tacos de jaiba y el exquisito tartar de atún. Con sabores frescos, simples y vibrantes directamente del Valle, su cocina es el resultado de la creatividad y el talento del chef Alex Daboub, quien ha logrado seducir y sorprender mi paladar cada día de mi estancia.

En una exclusiva cena maridaje en la cava de El Cielo, rodeada de botellas y barriles, bajo la suave luz de velas, me deleitó con deliciosos y originales manjares – desde escamoles servidos sobre un brioche con mantequilla, hasta langosta termidor con salsa de erizo. Degustando en este escenario de fantasía los vinos estrella de la casa – Perseus, Orión y Centaurus –, mis sentidos tomaron un viaje por las 95 hectáreas de viñedos donde se cultivan 15 variedades de uva diferentes.

El resultado de la pasión por el vino de los propietarios de El Cielo es la elaboración de joyas liquidas que nos deleitan con su variedad. En una deliciosa cata con chocolate, descubrí y disfruté de la línea Atronomía, con etiquetas como Copernicus y Galileo. La cata se llevó a cabo dentro de la bella área de almacenamiento de vino en la parte subterránea de la bodega, donde el aire huele a vino y madera.

Aquí mismo fue partícipe de una experiencia sin igual: la creación de mi propio vino. Probando y experimentando con diferentes porcentajes de varietales de uva de los viñedos de El Cielo, tuve el placer de llevar a casa una botella elaborada totalmente por mí, con mi propia etiqueta y sabor.

Un mundo en sí mismo y un destino donde el hedonismo es rey, El Cielo Winery & Resort es una encarnación de la pasión y dedicación de las mentes brillantes detrás de su éxito. Noches de vino bajo una brillante luna llena y días de arte culinario rodeada por kilómetros de vides… cada instante fue magia.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s